sed de mi

En mis cabellos dormidos donde se anudan los pájaros desnudos que me mandaste y no acierto en despertarme... Yo a ti té ruego, tirarme a lo largo del río a beber de mi esté gran apuro de tenernos cubiertos de sales y palabras abrigadas.

Comentarios

Entradas populares