nadie

No hay otro remedio en está banal vida
que saber que es la tristeza, dolor y agonizada refulgencia
y dada quizás o al menos sensación delo que tú cruelmente y como ignorante no sabes,
mi gran baja sutileza para utilizar la palabra realizada en este dicho poema te lo diré más claramente y distanciándome de tu ansiado rencor, falsa valentía y repugnancia a la belleza de lo distinto..
que eh de decir alto y claro...

Nadie es más de lo que en verdad vale
nadie es menos de lo que en verdad se exige así mismo
y mucho más desde la recién nacida raíz
de aquel árbol genealógico que dirigen los genes
en está buena o fatigada aventura

Nacer desde donde se nace
aprender desde donde se aprende
el con quién y como. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

cuando caiga la lluvia

cuando llegue el día

un día