El poso su mano sobre mi pecho...
y yo le pregunte¡¡
dime si tienes la formula de la inmortalidad marcada en tu piel.

Comentarios

Entradas populares de este blog

cuando caiga la lluvia

cuando llegue el día

un día